El mayor banco suizo por activos ha publicado un beneficio de 2.350 millones de francos suizos que ha superado las previsiones de los analistas gracias a las ganancias provenientes de la negociación en bolsa. Este beneficio contrasta con las pérdidas de 1.260 millones de francos de un año antes y se situó por encima de los 1.740 millones que auguraban los expertos consultados por Bloomberg.