La entidad bancaria señala que la desaceleración en el crecimiento ya se empezó a percibir en el cuarto trimestre de 2007, con una moderación del alza hasta el 11,2%, tres décimas menos que respecto al tercer trimestre y siete respecto al segundo.La entidad suiza valora el resultado de las políticas restrictivas del crédito impulsadas por el Gobierno chino para enfriar el crecimiento. "Con las señales inquietantes que provienen del resto del mundo, tendemos a creer que para finales del primer trimestre de 2008 es probable que se dé una relajación sutil en las restricciones del crédito", concluye. Inflación disparadaEl análisis de Credit Suisse indica que la inflación continua disparada, con la tasa interanual del IPC de diciembre superior en un 6,5%s al año anterior. Sin embargo, la entidad apunta que los productos no alimenticios fueron los que más se encarecieron, especialmente en el caso del petróleo y sus derivados y los transportes. "El aumento general de la inflación está provocando que los consumidores tengan menos incentivos para ahorrar", explica el banco helvético. En general, Credit Suisse califica los datos de "saludables, excepto por la inflación".