La entidad bancaria helvética Credit Suisse reducirá en un 20% su beneficio neto en el tercer trimestre del año, debido a la crisis hipotecaria en Estados Unidos. A la espera de los resultados definitivos, el segundo mayor banco suizo ha comunicado que su rentabilidad entre julio y septiembre se situará en torno a los 1.300 millones de francos (8.125 millones de euros), lo que supone un 20% menos respecto al mismo periodo de 2006.