Credit Suisse mejora el precio objetivo de ACS  a 26 euros desde 21 euros después de actualizar los múltiplos y el valor de sus participaciones en otras compañías. Mantiene, sin embargo, la recomendación de inferior al mercado sobre la acción por tres factores negativos: la elevada exposición a la débil economía española, la baja generación de flujo de caja y su "cuestionable estrategia de inversión". Respecto a la inversión de ACS en Iberdrola, la correduría señala que no ve sinergias para una participación minoritaria con limitada influencia en una utility.