Credit Suisse mantiene su recomendación de infraponderar Repsol, pero eleva su precio objetivo desde los 26,10 euros hasta los 27,50 euros.