Countrywide, líder en la financiación de préstamos inmobiliarios en Estados Unidos, ha anunciado un plan por 16.000 millones de dólares para refinanciar créditos hipotecarios de alto riesgo o subprime. El programa está destinado a unos 80.000 clientes que no están en condiciones de continuar pagando las letras de sus préstamos. El objetivo es que los clientes no pierdan sus casas. Countrywide es uno de los grupos financieros más afectados por la crisis financiera y del sector inmobiliario en Estados Unidos.