La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy que es necesario "dejar atrás" el modelo de construcción de los últimos años, el del "todo urbanizable", y aseguró que el "profundo ajuste" que está viviendo era "necesario y deseable". Durante la apertura del I Congreso Internacional de Investigación en Edificación, la titular de Vivienda recordó que los "criterios cuantitativos" que han guiado al sector durante los últimos años han desembocado en una escala de precios y en un 'stock' de unas 613.000 viviendas sin vender.