La ministra de Vivienda Beatriz Corredor cree que el sector constructor español atraviesa una severa desaceleración.