Tras una semana alcista en la que los principales índices recuperaron el terreno perdido en los momentos en los que el miedo paseaba a sus anchas por los parqués de medio mundo, toca corregir. El Ibex 35 vivirá la próxima semana encerrado en un movimiento lateral y cerrará por debajo de los 8.000 enteros. El euro seguirá mostrando síntomas de debilidad, mientras el mercado americano aguantará soportes evitando una estampida en masa ante una nueva recesión.

‘Tras esta semana de subidas generalizadas, nos sigue una ligera corrección con un período de consolidación’, sostiene Luis Lorenzo, de Dif Broker, aunque asegura que vendrá seguido de una nueva ruptura de máximos. Una semana más, por tanto, Europa sigue envuelta en medio de la incertidumbre ante una decisión sobre Grecia que se dilata ya de manera sorprendentemente inimaginable. Pero aún con todo, los analistas coinciden en que las bolsas moderaran el optimismo, aunque ninguna de ellas prevé grandes desplomes para los próximos cinco días.

La casa de análisis menos optimista concede al Ibex 35 un cierre de viernes en los 7.300 puntos, frente a aquella que se va hasta los 8.250 enteros, aún por encima de su cotización actual. Eso es de cara a esta semana, aunque las cosas parecen mucho más halagüeñas si alzamos la vista tres semanas más. De cara al próximo mes, la horquilla de nuestros analistas oscila entre los 7.200 y los 8.900 puntos, quizás dependiendo de la esperanza que tienen depositada sobre una posible resolución sobre Grecia. Samuel Sierra, experto en opciones, ‘octubre seguirá volátil, pero se empiezan a ver ciertos suelos en muchos valores’.


Pero, ¿cómo se tomarán las uvas los inversores? Si dependiera de algunas de las casas de análisis quizás a más de uno se le atragantarían pues conceden hasta 6.500 puntos para nuestro selectivo, frente a los 9.500 de los más optimistas. La media concede, no obstante, los 8.050 puntos.


Eurostoxx 50

El principal índice de referencia comunitario aguanta el tipo pese a todo y no baja de los 2.000 enteros, en línea con la previsión de la mayor parte de los analistas consultados por Estrategias de Inversión. Tan sólo uno de ellos concede a este indicador un cierre por debajo, en los 1.990 puntos, frente a los 2.108, máximo otorgado al indicador de cara a este mismo viernes.


Para el próximo mes, se suma al carro de las ventas otra de las casas de análisis y ya son dos las que se inclinan por situar al Eurostoxx 50 entre los 1.920-1.980 puntos, mientras que hay quien se inclina por los 2.200 enteros como cierre de la cuarta semana. De cara al próximo trimestre, Europa celebrará el nuevo año quizás sumida en la tragedia si se cumpliera la previsión que para el Eurostoxx realiza uno de los analistas al hablar de 1.750 puntos, aunque hay quien apuesta más bien por las compras, en los 2.350 puntos.


S&P 500, ¿adelantará una nueva recesión?
Todo depende de lo que finalmente sea, pero habría que esperar hasta el último mes del año para ver al S&P por debajo de los 1.000 puntos, soporte cuya pérdida supondría para muchos analistas un claro advenimiento de la recesión económica a nivel mundial. Hablamos de 900 puntos si apuntamos por lo bajo, horquilla que va hasta los 1.240 puntos para los más optimistas.


De cara a cierre semanal, el principal indicador estadounidense para Europa cerrará en los 1.111 enteros, según el consenso del mercado, mientras que para las próximas cuatro semanas se colocará ligeramente por encima, en los 1.121 enteros, pese a que hay quien ya coloca al S&P 500 por debajo de la barrera de los 1.100 –en los 1.050 puntos-.


Euro/dólar

Sin novedad al frente. El par euro/dólar parece que va a mantenerse, siguiendo las indicaciones de los expertos, en el entorno del 1,33 no sólo esta semana, sino ya de cara a cierre trimestral. Si las medias coinciden, habría que fijarse en las diferencias de pronóstico entre las diferencias casas de análisis. Rubén Vilela, de ActivoTrade, asegura que ‘el euro/dólar se encuentra buscando los mínimos de 1,33. Los índices con la gran volatilidad están realizando rangos anchos pero pueden continuar con caídas, como también muestran las caídas de los metales básicos signo muy claro de tendencia’.



De cara al próximo mes, la mayoría de los analistas conceden al par euro/dólar una estimación similar a la actual en el 1,33/1,34 al cambio
y es tan sólo uno de los analistas en el que se atreve a ver de nuevo fuerte a la moneda única en el 1,38.

Ojo a la Navidad porque las vacaciones en Estados Unidos podrían salir o muy caras o baratas según atendamos a una previsión o a otra. La media sigue siendo la misma que la actual, el 1,33 para este par, aunque hay quien ve al dólar cada vez más fuerte en el 1,28 y, por contra, hay quien apuesta por el 1,41 de cara a cierre del trimestre.