El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha señalado hoy que la Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo es "un disparate" que puede afectar "muy duramente" a las empresas al provocar un 'dumping' social y, sobre todo, a los trabajadores españoles. Así ha respondido Corbacho a la pregunta formulada por la diputada socialista Matilde Fernández en la sesión plenaria del Senado sobre las razones por las que el Gobierno se ha opuesto a la propuesta de modificación de la Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo.