El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que el descenso del paro en julio por tercer mes consecutivo muestra que la destrucción de empleo "tan potente" que se registró a comienzos de año ha empezado a "amortiguarse" como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno. Corbacho indicó, en declaraciones a Europa Press, que a pesar de esta mejora, no se puede afirmar aún que haya un cambio de tendencia o que la crisis se haya superado, y admitió que el otoño no será tan positivo como estos últimos tres meses.