El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha dicho hoy que el Gobierno no renunciará a su objetivo de elevar el salario mínimo interprofesional (SMI) y aumentar las pensiones y que "trabajará" en esa dirección con los interlocutores sociales. Tras la toma de posesión del cargo de la nueva secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, el ministro ha dicho que en la mesa de diálogo social, con patronal y sindicatos, "es evidente" que habrá dos posiciones no coincidentes en cuanto a la subida del SMI y de las pensiones.