El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, destacó hoy la "inflexión" que supone la subida de la afiliación registrada en el mes de febrero (26.640 trabajadores más), al tiempo que reconoció que el dato de paro registrado (82.132 desempleados más) no se puede calificar de positivo.  Así lo puso de manifiesto Corbacho en declaraciones a los medios tras el acto de toma de posesión de la nueva secretaria de Estado para la Función Pública, Consuelo Rumí, donde señaló, sin embargo, que el dato de paro de febrero supone una "reducción importante" en comparación con el mismo mes del año anterior.