El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, afirmó hoy que la economía sumergida se sitúa en España entre el 16% y el 20% del PIB, y reconoció que las actividades irregulares suelen incrementarse en tiempos de crisis, lo que ha motivado que la Inspección de Trabajo incrementase las actuaciones contra la economía irregular en 2009 hasta un 30%, con 224.942 procesos. Durante la presentación de los resultados de 2009 de la lucha contra el fraude en materia laboral, Corbacho indicó que estas cifras sirven para mandar un mensaje, "que las administraciones no está ausentes delante de cualquier irregularidad".