Mordidos en la yugular, los bancos siguen desangrándose hasta hacer perder al Ibex 35 el soporte de los 9.750 puntos. En concreto el selectivo español ha cerrado en los 9.691 puntos tras un recorte del 3%. No ha ayudado el conflicto entre las dos Coreas que ha servido de trampolín para la volatilidad. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa, el brent se sitúa en el entorno de los 82 euros, mientras que el euro se coloca sobre los 1,33 dólares.
Los bancos españoles siguen sufriendo las dudas sobre la deuda de los países periféricos. Los rumores sobre una posible ayuda a España, ya tienen cifra, se habla de 500.000 millones de euros. A pesar de que los analistas siguen dando por cero las posibilidades de que España entre en default, el Ibex 35 sigue sufriendo día a día al ver a sus pesos pesados noqueados en la lona.
 
Todo ello tiene su reflejo en la rentabilidad de los bonos españoles ha escalado hasta el 4,90%, frente al 2,55% de los bonos alemanes. Al cierre de la sesión del lunes, la rentabilidad de los bonos españoles era del 4.75% y la de su homólogo germano del 2,65%.
 
Por si a alguien el fuego le parece poco, la tensión entre las dos Coreas ha añadido un poquito más de oxigeno a la volatilidad, sobretodo en los primeros momentos de cotización.
 
Las entidades bancarias están sufriendo de manera notable los ataques de los problemas de deuda y ven como sus cotizaciones caen con recortes más que importantes. BBVA y Santander caen hasta lo más bajo de la tabla al perder en la sesión de hoy hasta un 3,90% y un 4,73% respectivamente; todo ello a pesar de que Miguel Ángel Ordóñez gobernador del Banco de España ha salido a la palestra a defender la salud del sistema bancario de nuestro país.
 
Repsol, otro de los grandes, ha caído también con fuerza, un 3,85%. Telefónica, que cae un 3,21%, Iberdrola, casi un 3%... ocupan los puestos más bajos de la tabla, en una sesión en la que tan sólo Gamesa luce en verde, prácticamente plano.
 
En cuanto al mercado continuo, SOS Corporación, Adolfo Domínguez y Vocento son los valores que más suben, mientras que Nyesa, Fergo Aisa y Metrovacesa son los más penalizados