El barril de crudo de Texas, de referencia en Estados Unidos, bajaba hoy cerca del 2,5% influido por el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas y poco después de la apertura se negociaba ligeramente por debajo de los 117 dólares. Tras recuperar el jueves gran parte del terreno perdido durante esta semana, el Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre arrancó hoy la primera sesión de la semana con un pronunciado descenso, que llegó a ser de más de tres dólares por barril. Pasada media hora de la apertura de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de ese tipo de crudo se cambiaban a 117 dólares por barril (159 litros), frente a los 120,02 a los que cerró el jueves.
Este descenso coincidía con un fortalecimiento del dólar frente a otras divisas, de forma que un euro se cambiaba hoy por 1,5 dólares, al tiempo que el billete verde equivalía a 110,04 yenes. La subida relativa del dólar tiende a desincentivar la inversión en materias primas que se negocian en esa moneda, ya que las encarece, por lo que una apreciación de la moneda estadounidense suele estar acompañada de un abaratamiento de los contratos de futuros del crudo y del oro. La caída del petróleo de hoy tenía lugar después de que el jueves subiera impulsado, según los expertos, por una explosión que afectó el martes al oleoducto Bakú-Tbilisi-Ceyhan (BTC), en la provincia turca de Erzincan. El grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) reivindicó la autoría del ataque, que causó la interrupción del trasvase de crudo desde el mar Caspio al Mediterráneo, en una conducción que está considerada como la segunda más larga del mundo y por la que se envían más de 800.000 barriles diarios de petróleo. Noticias como esa suelen suscitar inquietud en los mercados, por temor a una reducción de la oferta mundial de crudo. Los contratos de gasolina para entrega en septiembre también bajaban y se cambiaban poco después de la apertura a 2,96 dólares el galón (3,78 litros), frente a los 3 a los que cerró el jueves. Los de gasóleo de calefacción para ese mismo mes se negociaban a 3,17 dólares por galón, frente a los 3,23 a los que acabaron la sesión anterior, mientras que los de gas natural bajaban diez centavos, hasta los 8,47 dólares por cada mil pies cúbicos.