El fabricante alemán de neumáticos Continental tiene previsto invertir 58,2 millones de euros al cambio actual en su planta estadounidense de Mount Vernon. El objetivo es completar el proceso de expansión de esta instalación, que está previsto que concluya a finales del próximo ejercicio. Una vez que se haya completado el proceso de mejora de esta planta, el 90 por ciento de los neumáticos que la firma venda en el mercado estadounidense se producirán en el país.