El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, mostró hoy su satisfacción por el resultado de la junta extraordinaria de accionistas de la española Endesa, en la que se eliminaron los últimos obstáculos a la opa lanzada por la italiana y Acciona.
Conti indicó que estaban "muy contentos, muy satisfechos" por el resultado de la reunión, en la que se aprobó, entre otros puntos, la supresión de los blindajes estatutarios que limitan los derechos políticos en la compañía al 10%, el último escollo que debía superar la opa. El consejero delegado de Enel indicó que se trataba de "una etapa fundamental para nuestro proceso y que ahora ofrece una perspectiva positiva para nuestra oferta, que acaba el 1 de octubre". Además, agradeció la labor realizada por la presidencia de Endesa que "ha desarrollado su trabajo con pasión y que ha tenido el mérito de llevar a cabo una transición muy correcta". El plazo de aceptación de la opa, que valora el cien por cien de la eléctrica española en 42.519 millones de euros (40,16 euros por título) e inicia ahora su recta final, termina el próximo 1 de octubre.