Las acciones de las constructoras y promotoras inmobiliarias españolas se desploman el martes después de que Martinsa-Fadesa solicitara el mayor concurso de acreedores de la historia en España. Con una deuda de 5.200 millones de euros, la decisión de solicitar el concurso de acreedores se debió a la incapacidad de Martinsa de obtener un crédito de 150 millones al que obligaban los términos del acuerdo de reestructuración de la deuda de 4.000 millones firmado este año. Esta medida sacudió a las acciones de compañías muy endeudadas como Grupo Ferrovial y Sacyr-Vallehermoso. Inmobiliaria Colonial y Banco Popular, acreedor de Martinsa, también se encuentran entre los que más pérdidas registran. Las acciones de Colonial se dejan a las 12:23 horas un 11,63 por ciento y se colocan en 0,38 por ciento, las de Renta Corporación ceden un 18,03 por ciento hasta los 3,5 euros, mientras que las de Metrovacesa recortan un 8,76 por ciento y cotizan a 47,81 euros. Dentro dle Ibex 35, los descensos más acusados en el sectorinmobiliario-constructor corresponden a Sacyr Vallehermoso, que baja un 11,42 por ciento, seguido del recorte del 10,5 por ciento de Ferrovial.