Llega el rebote. Los inversores aprovechan los bajos precios para tomar posiciones y el Ibex 35 comienza el día con alzas del 0,81 por ciento, hasta los 13.840 puntos. Aún con todo, los expertos “no las tienen todas consigo” y recuerdan que la “resaca” tras el mal dato de empleo en EE.UU aún “marea” a la renta variable. Acciona, Sacyr, Iberia y Ferrovial rebotan más de un 2 por ciento, en un día con el petróleo cerca de máximos –a la espera de lo que decida la OPEP en Viena sobre las cuotas de producción- y con el cambio euro-dólar en las 1,3786 unidades.
La volatilidad ha tomado las riendas, de manera que los analistas insisten en que debe imperar la prudencia. Pero los bandazos que sufre la renta variable española no dan mucha fe de que ésta marque las pautas. La crisis motivada por las hipotecas de alto riesgo ha puesto las sensibilidades a flor de piel y todo influye. Así este martes los inversores mirarán con lupa las palabras del máximo dirigente del BCE, Jean Claude Trichet, en el Parlamento Europeo, pero tampoco pasarán por alto la importante decisión que debe adoptar la OPEP. Debe decidir si aumenta la producción para impulsar la economía con un crudo más barato, a sabiendas de que si la crisis se extiende en EE.UU el crecimiento puede frenarse y también el consumo de energía, lo que provocaría un desplome de los precios del oro negro. Entre tanto, este martes, toca rebote y el dinero llega con más claridad al sector constructor. Así Acciona lidera los repuntes del Ibex 35, al sumar un 2,5 por ciento, pero también Sacyr Vallehermoso, Iberia y Ferrovial se anotan alzas superiores a los dos puntos porcentuales. Ésta última a pesar de publicarse que ha perdido su segundo contrato en Polonia en apenas mes y medio. Mientras, Sacyr Vallehermoso se ve impulsada después de que ING haya revisado al alza su recomendación sobre el grupo constructor e inmobiliario, que ha pasado de "mantener" a "comprar”.