El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Palma ha condenado a la aerolínea Iberia a pagar 407,4 euros a dos pasajeros que interpusieron una demanda después de que la compañía les cancelase un billete de regreso de Santander a la capital balear, por no haber utilizado el de ida, por lo que ambos tuvieron que adquirir otro pasaje para ese mismo vuelo al precio de 387 euros.