La Audiencia de Barcelona ha condenado al ex presidente de Banesto Alfredo Sáenz y a otros dos ex directivos a seis meses de prisión por un delito continuado de acusación y denuncia falsa, y a pagar una indemnización de 100.000 euros, por hechos que se remontan a hace quince años. Según la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, Alfredo Sáenz, Miguel Ángel Calama y Rafael Jiménez de Parga interpusieron una denuncia falsa contra los accionistas del Grupo Harry Walker Pedro Olabarría, Luis Fernando y José Ignacio Romero García y Modesto González por el impago de una deuda al banco de 600 millones de las antiguas pesetas, hechos que se remontan a 1994.