Los concesionarios de Opel, agrupados en la asociación Ancopel, expresaron el jueves su satisfacción por la venta del 55% del capital de la filial europea de General Motors a Magna International, por considerar que es la oferta con un plan de negocio más completo.