La depresión también llego al selectivo español. Una caída del 3,21% que hizo cerrar al Ibex35 en los 10.374 puntos. Las dudas generadas por Ben Bernanke sobre la evolución de la economía estadounidense han pesado en la renta variable, no sólo europea sino también la estadounidense. Y sobre el euro, que vuelve a los 1.2876 dólares.
El rojo prometía ser el color de la sesión…y así se ha impuesto al cierre. Las dudas generadas por la Reserva Federal y el tibio crecimiento de la economía estadounidense han pesado más que el hecho de que el organismo mantendrá las ayudas para fomentar el mismo. Wall Street ha despertado en negativo y las plazas del viejo continente han acusado sus pérdidas. De hecho, el Ibex35 cerró con una penalización del 3.21% que le llevó a los 10.374 puntos. Y con el índice, el resto de plazas europeas. El DAX perdió más del 2% hasta los 6.145 puntos. El Eurostoxx fue penalizado con un 2.64% de caída mientras que el CAC-40 descontó un 2.6% al cierre de la sesión.

Un castigo que sufrieron todos los valores del selectivo español, sin distinción. Abengoa se convirtió en la compañía más penalizada con un 6.4% de caída, hasta los 18.80 euros. Sacyr Vallehermoso ocupó el segundo lugar con una cesión del 5.65% mientras que OHL descontó un 5.64% de su cotización, hasta los 19.07 euros.

Y a pocos pasos, los grandes pesos pesados. BBVA perdió un 4.59% y cerró en los 10.09 euros. Santander también superó el 4% de caída y sus títulos marcaron en los 9.72 euros su último movimiento. Telefónica cedió un 2.08% en la sesión en la que Goldman Sachs elevó su recomendación hasta comprar. Iberdrola cotizó con números rojos del 2.29% mientras que su filial de renovables cedió un 1.7% en la sesión. Repsol tampoco contó su mejor sesión y , al ritmo del 3.09%, retrocedió hasta los 18.20 euros.

Entre los protagonistas de la sesión también estuvieron Abertis y ACS después de que la última anunciara la venta del 15.5% de la concesionaria al fondo CVC. El precio de la operación, 15 euros por título, se mantiene dos euros por encima de los 12.99 euros a los que ha cerrado Abertis. La compañía que preside Florentino Pérez, por su parte, cedió un 2.65% y marcó en los 33.41 euros su último movimiento.

Entre los valores que menos pérdidas se anotaron en la sesión, Ebro Foods apenas contó pérdidas con lo que mañana comenzará a cotizar en los 13.29 euros. Inditex descontó un 1.13% hasta los 50.08 euros. BME sufrió una penalización del 2.07 euros la sesión en la que Goldman Sachs elevó su precio objetivo hasta los 20 euros, desde los 19.5 euros estimados anteriormente. El holding de la bolsa española marcó en los 19.88 euros el último movimiento de la sesión.