La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha adoptado medidas cautelares contra Endesa, Iberdrola, HC, Unión Fenosa y E.ON por posibles prácticas anticompetitivas en el suministro de electricidad a clientes finales.La medida se toma en el marco del expediente sancionador incoado el pasado 24 de junio contra estas empresas, informó hoy el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda.
Dicho expediente se originó a partir de la notificación de que estas empresas habían suspendido temporalmente a terceros del acceso telemático a los datos necesarios para gestionar el cambio de compañía suministradora de los consumidores finales. 

La suspensión se produce además en un momento crítico para la competencia, por la entrada en vigor de la tarifa de último recurso. Con la adopción de estas medidas cautelares, Competencia obliga a las compañías investigadas a restablecer el referido acceso telemático.

Por ello, la Dirección de Investigación de la CNC abrió una investigación formal por posibles prácticas anticompetitivas que pudieran estar interfiriendo en el procedimiento de cambio de suministrador.

Dentro de este proceso, y a propuesta de dicha Dirección de investigación, el consejo del organismo que preside Luis Berenguer ha acordado ahora adoptar medidas cautelares por las que "obliga" a las eléctricas investigadas a restablecer el referido acceso telemático.

CAMBIO DE SUMINISTRADOR

Asimismo, Competencia ordena provisionalmente el cese de las prácticas de suspensión en la gestión de solicitudes de cambio de suministrador y el restablecimiento del servicio en el supuesto de que aún no se haya producido de forma efectiva.

Además, "intima" a las cinco compañías para que, durante el tiempo que dure la tramitación del expediente, se abstengan de obstaculizar en forma alguna la referida actividad de gestión telemática en los mercados de comercialización de electricidad y especialmente aquellos relacionados con el cambio de suministrador.

Competencia recordó en un comunicado que mantiene el plazo máximo de 18 meses iniciado el pasado 24 de junio para instruir el expediente y resolverlo, "sin que la incoación ni las medidas cautelares prejuzguen el resultado final de la investigación".

La CNC abrió esta investigación contra las grandes eléctricas apenas dos meses después de que sancionara a estas mismas compañías por prácticas similares encaminadas a obstaculizar el acceso de comercializadoras al mercado de suministro de electricidad.