La entidad financiera estadounidense Compass Bancshares, con la que el pasado mes de febrero la española BBVA alcanzó un acuerdo de compra de 9.600 millones de dólares (7.304 millones de euros), obtuvo un beneficio neto de 109,3 millones de dólares (80 millones de euros) en el segundo trimestre del año, lo que supone un 5,2% menos que en el mismo periodo del año anterior, informó hoy la entidad en un comunicado. Los ingresos del banco radicado en Alabama ascendieron a 466,3 millones de dólares (340 millones de euros), un 0,6% menos. Asimismo, la entidad incrementó en un 40% las provisiones por créditos fallidos hasta 38,2 millones de dólares (27,8 millones de euros).