Commerzbank y Dresdner Bank reducirán en Fráncfort de 2.200 puestos de trabajo, informó hoy Commerzbank tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos. Tras la compra del Dresdner por Commerzbank, las actividades de dichas entidades se llevarán a cabo desde una central integrada, cuya sede seguirá siendo Fráncfort. La nueva estructura bancaria quedará perfilada en el cuarto trimestre del año y en total supondrá la desaparición de 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo, 6.500 de ellos en Alemania.
El jefe de Recursos Humanos de Commerzbank, Eric Strutz, responsable al mismo tiempo de la Integración con Commerzbank, negociaba desde primeros de año con los sindicatos un plan marco para los trabajadores afectados.