Commerzbank ha comunicado que sus beneficios del primer trimestre se redujeron de 609 a 280 millones ante el difícil entorno para el negocio bancario, que llevó al grupo a realizar nuevas amortizaciones sobre sus inversiones, aunque las cifras estuvieron en línea con lo esperado. El beneficio antes de impuestos cayó de 908 a 410 millones de euros, con un impacto de 244 millones por ajustes de valor.