Colonial se desplomó hoy un 8,28% en bolsa, y protagonizó el mayor ajuste de la sesión, tras firmar un acuerdo de refinanciación de 4.960 millones de euros de deuda por el que los bancos acreedores tomarán el control de la inmobiliaria. El proceso de refinanciación implica realizar dos ampliaciones de capital por un monto total de 3.300 millones, una por 1.950 millones para canjear deuda por acciones y una segunda (1.350 millones) para convertir en títulos los bonos emitidos por la empresa.