La inmobiliaria Colonial comenzó hoy a cotizar con un comportamiento plano pero a los pocos minutos de cotización (11.45 horas) registraba una caída 3%, que situaba el precio de sus acciones en 0,164 frente a los 0,169 euros a los que cerró ayer.

La CNMV dictó hoy la suspensiónde cotización de la compañía antes de la apertura de los mercados y su vuelta a partir de las 11.30 horas. Tras un periodo de ajuste de diez minutos, la inmobiliaria registró un comportamiento negativo y sobre las 11.50 horas su caída oscilaba entre el 4% y el 5%.

La compañía anunció hoy el cierre de la reestructuración de 4.900 millones de euros de deuda, el grueso de los 6.200 millones que la inmobiliaria actualmente soporta. El acuerdo pasa por reestructurar la deuda en tres partes, a través de distintas operaciones que prevé ejecutar antes de finales del próximo mes de julio.

La inmobiliaria ya controlada por un grupo de bancos liderados por La Caixa y el Popular confía en que este acuerdo le aportará la "estabilidad financiera y el refuerzo de capital" necesarios para mantener la normal operativa de la empresa y abordar una nueva etapa de desarrollo empresarial.

En virtud del acuerdo, las entidades acreedoras de Colonial (entre las que destacan Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, y los fondos Colony Capital y Orion Capital) convienen en extender a largo plazo (a entre cuatro y cinco años) el vencimiento de la deuda sin realizar quita alguna.

Como contraprestación, Colonial 'hipotecará' (aportará como garantía de esta deuda) patrimonio inmobiliario, suelo y sus participaciones en la filial francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL) y Riofisa.