La petrolera china CNOOC (China National Offshore Oil Corporation) y la holandesa Royal Dutch Shell han tenido que solicitar varios préstamos por valor de 2.900 millones de dólares para poder afrontar los costos de su empresa petroquímica mixta en Cantón (sur). Según el diario "Shanghai Daily", la planta, controlada al 50 por ciento por ambos socios, requirió una inversión de 4.300 millones de dólares, y empezó a estar activa el año pasado, con una capacidad de producción anual de 2,3 millones de toneladas de derivados químicos del petróleo.