La presidenta de la Comisión Nacional de la Competencia (CNE), María Teresa Costa, advirtió hoy de que un "diseño inadecuado" de la tarifa de último recurso (TUR) por parte del Ministerio de Industria podría convertir esta modalidad en un "obstáculo para el desarrollo de la competencia". Durante unas jornadas sobre energía organizadas por el IESE, Costa indicó que la nueva tarifa, a la que se podrán acoger potencias inferiores a 15 kilovatios (kW), afectará a 28 millones de usuarios que representan el 88% de los consumidores y un 34% de la demanda total.