La filial de bajo coste de Iberia, Clickair, reducirá sus planes de crecimiento por la guerra de precios, el alto coste del petróleo y las difíciles condiciones del mercado, según ha hecho público hoy. La aerolínea, en la que Iberia y otros cuatro accionistas poseen una participación del 20 por ciento, sumará un sólo avión a la flota de 23 aparatos este año frente a un plan original de introducir cinco nuevos aviones. "Es una actitud prudente en el entorno más probable de los próximos meses y estamos en una posición de poder reducir nuestro crecimiento de acuerdo con las condiciones" según explicó un portavoz de la compañía.