Los estrategas del banco americano lo tienen claro. Los tipos de interés en la mayor economía del mundo volverán a caer en el futuro cercano si se atiende a “la relación entre la pendiente de la curva del bono americano a 2 años y la evolución de los tipos de interés oficiales”. En este momento, el yield de este activo de renta fija está, de nuevo, por debajo del 3%.