La entidad financiera estadounidese se verá forzada a cerrar uno de sus hedge funds, especializado en operaciones de arbitraje y con unos activos cercanos a los 400 millones de dólares, en un nuevo paso en el desmantelamiento de la división de inversiones alternativas Tribeca Global Investments, a causa de las retiradas masivas de dinero y lso efectos de la crisis crediticia.