El "drástico cambio" en la estructura de Citigroup podría derivar en un mayor múltiplo de precio a ganancia antes de impuestos y reservas, señala Dick Bove de Rochdale y eleva el precio indicativo de Citi de 4,00 a 6,50 dólares. Bove dice que después de toda la turbulencia en la dirección, los ataques a las carteras de créditos y valores y a las enormes pérdidas, Citi tiene "uno de los equipos de alta gerencia más impresionante del sector bancario", ha resuelto las necesidades de capital y tiene una estrategia creíble basada en la división de sus activos centrales de los que que generan pérdidas en dos compañías separadas. "Esta es una nueva compañía y su acción es atractiva", destaca Bove. Ahora queda sólo ese pequeño tema de pagar los 20.000 millones de dólares al Gobierno. Las acciones de Citi subían recientemente un 2,6% a 4,69 dólares.