Desde su anterior previsión, los analistas de Citi consideran para 2011 un precio del petróleo de 105 dólares.
La anterior estimación era de 90 dólares; además estima que en el 2012 el petróleo se situará en los 100 dólares el barril, todo ello debido a una posible interrupción del suministro.