El descubrimiento de un nuevo yacimiento de crudo en la cuenca de Santos por parte de Petrobras, Repsol y BG eleva aún más las expectativas acerca de los recursos petrolíferos en esta zona, según un informe de Citi. En concreto, el hallazgo de crudo en Guará hace pensar que los recursos en la zona, explorados a través de diferentes bloques, podrían formar parte de una sola estructura fósil de gran tamaño, de modo que el descubrimiento anunciado hoy es también una buena noticia para otras petroleras que operan en la región.