El grupo financiero estadounidense CIT escala un 43,9% en el S&P arropado por las cifras trimestrales, flojas pero por encima de las expectativas, presentadas por Bank of America y Citigroup, y por la esperanza de que consiga eludir la quiebra. CIT está sondeando el mercado con el objetivo de captar en las próximas 24 horas entre 2.000 y 3.000 millones de dólares procedentes de inversores privados para evitar declararse en suspensión de pagos y someterse a la protección del Capítullo 11 de la Ley de Quiebras.