Los accionistas han vuelto a confiar en CIT Group tras el anuncio de una nueva estrategia de financiación para evitar la bancarrota y, en estos momentos, sus acciones suben más de un 16% después de que en los últimos días viviera desplomes continuos.