Gran remontada del DOW la semana anterior dejando bastante claro que la tendencia de momento aguanta. La vela semanal con una formación doji muy clara dejó mucha mecha y nos hace ser optimistas en cuanto a la recuperación de la tendencia y de los índices.
Si el DOW rebota, posiblemente esté liderando la recuperación de las bolsas y descontando datos de crecimiento que reaviven de nuevo la economía mundial. Este es el tipo de formación que queremos ver a final de agosto en periodo mensual, mucha mecha en vela por debajo y respetando el canal alcista o línea de tendencia que se observa en la gráfica.


Gráfico Dow Jones




El trazado de una línea de tendencia con soporte diagonal nunca es exacto pero obsérvese como un cierre arriba del 38% FIBO del último rally alcista respetaría de forma aproximada este canal tan decisivo. Tomemos por tanto como nivel de referencia un cierre mensual agosto arriba de los 11.650-700 puntos. Un cierre de estas características sería una señal muy positiva y dejaría entrever signos importantes de rebote de aquí a final de año. Más a largo y como nivel clave hacia nuevos máximos o 13.000 puntos es el nivel situado en 12.580 puntos.

A nivel de acciones nos gusta mucho CISCO, ojo a este valor que está trazando un patrón técnico muy interesante de cambio de tendencia en el semanal y no es descartable su vuelta a la zona de 24-25. La semana pasada tuvo un fuerte rebote con un rango alcista de un 20% desde la baja en 13.30. Con apalancamiento moderado es sin duda nuestra apuesta clara para los próximos meses. La clave es tener paciencia y esperar las señales oportunas, no nos cansaremos de repetirlo. CISCO lo es, sigámoslo pues y analicemos la gráfica.


Gráfico Cisco




Se observa como el RSI representa la acción del precio del último año y medio de maravilla a través de la línea de tendencia bajista trazada. Recordemos, el oscilador RSI al margen de sus niveles de sobrecompra & venta es una herramienta potentísima a la hora de moldear mejor que los precios determinados patrones como triángulos o líneas de tendencia. Su secreto mejor guardado en forma de función asintótica ejerce un “efecto suavizado” sobre el precio moldeando de maravilla determinados patrones. En este caso, tenemos identificada tanto la línea de tendencia bajista como la potente divergencia justo debajo, y esta última debería actuar de muelle a la hora de romper la línea y provocar el breakout. Es una línea de tendencia con bastante consistencia y lleva formándose año y medio, de tal manera que la ruptura debe ser igual de consistente en cuanto a momentum o impulso de precio. Veremos rally.

Nos fijamos también en la vela de la semana pasada, prácticamente engulfante, alcista y muy potente. Esta semana el valor podría retrasar al entorno de los 15.30-10, niveles que pueden ser buenas oportunidades de entrada. Si no retrasase a estos niveles y empezase a dejar mecha bajista, nos fijamos en la ruptura del 200 4H para entrar. En cualquier caso, la entrada a largo es buena en los niveles de 16 en los que cotiza ahora. De aquí a finales de Septiembre, 17.22 es el nivel que nos confirmaría la recuperación definitiva del valor previa ruptura de la media móvil del 20 semanal. Para entonces llevaremos tiempo surfeando.