La compañía estadounidense ha elevado un 11% su oferta de compra sobre la empresa noruega Tandberg hasta los 3.400 millones de dólares, después de que la compañía europea especializada en sistemas de videoconferencias considerara que la oferta anterior era insuficiente.