Si echamos la vista atrás y analizamos cuáles eran las perspectivas de los expertos para este 2011, seguramente pocos imaginaban que el Ibex 35 cerraría el año con pérdidas de más del 13%, más de mil puntos se han quedado en el camino a lo largo de este ejercicio. Una penalización que ha replicado, casi a la perfección, BBVA. De las pocas…porque ni Telefónica, ni Banco Santander y mucho menos valores como ArcelorMittal o IAG consiguen cerrar el año con menos pérdidas que las de su índice de referencia.
A pocas horas de que el Ibex 35 haga su último cierre del año, es momento de pasar lista. Con sólo mirar de reojo al selectivo español le faltan 1.300 puntos desde los niveles en los que comenzó el año – en los 9.859 puntos – si tenemos en cuenta los niveles a los que cotiza actualmente (8.500 puntos). Un retroceso de algo más del 13% que pocos expertos fueron capaces de predecir en sus pronósticos del año. De ahí que para el próximo ejercicio sean algo más cautos apostando “incluso por alguna bajada más a niveles de 8.100 puntos antes de ver consolidados los 8.800 y, por ende, los 9.200 puntos”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios. Sin embargo, los hay más optimistas y prefieren ver el vaso medio lleno. Al menos para esta primera parte del año entrante. José Luis Cava, analista independiente reconoce en la Zona Premium de Estrategias de Inversión que “el gráfico intradiario del Ibex 35 muestra que el 8.300 ha funcionado como un soporte que no ha perdido y mientras no lo perfore, lo más probable es que siga subiendo”. ¿Hasta dónde? Primero los 8.600, después de los 8.800.

Evolución anual Ibex 35



Viendo el comportamiento que ha tenido el selectivo español – y la ponderación que tienen los dos grandes bancos y Telefónica en el mismos – resultaría más que comprensible que estos valores replicaran las pérdidas del índice. Tan sólo BBVA se aproxima al resultado: pierde un 12.84% en lo que va de año. Banco Santander aumenta hasta el 26.36% las pérdidas de su cotización. El experto de Apta Negocios asegura que por primera vez ambas entidades “rompen una correlación histórica que siempre era a la inversa – con Banco Santander mostrando más fortaleza que su homóloga vasca - y ahora BBVA presenta en los 6 euros una zona importante de soporte que no debería perder si no queremos ver al Ibex 35 viajar a los 8.100 puntos”. Una corrección que no sólo le llevaría a ver los 5.50 euros sino también los 5 euros. Un precio que comparte la entidad que preside Emilio Botín “que sólo nos hará pensar en un cambio de tendencia por encima de los 6.50-6.60 euros”.


Fuente: www.estrategiasdeinversion.com


ArcelorMittal, farolillo rojo del año
Sin embargo, si salimos de los grandes, las mayores pérdidas acumuladas a lo largo del ejercicio llevan nombre propio. ArcelorMittal supera el 50% de caída en su cotización, desde los 26.42 euros en los que comenzó el año. Los expertos achacan esta penalización a lo cíclico de su negocio, muy ligado a la actividad económica. Nicolás López, director de análisis de MG Valores reconoce que “para una compañía cíclica como ésta moverse de 10 a 20 euros es normal. Hace falta que volvamos a una situación de crecimiento económico pero invertir a estos precios es bueno y el próximo año podríamos ver precios de 17 euros”.

En el ‘calvario’ bajista le acompañan títulos como IAG, Mediaset, Gamesa y Técnicas Reunidas, con pérdidas de más del 40% en lo que va de año.

Entre los valores que consiguieron batir – y con creces- al selectivo español, Grifols acumula una revalorización de más del 28% en el año. López asegura que es una compañía de crecimiento “dentro de un mercado muy cerrado y le da expectativas de seguir creciendo un 10-15% al año. Es una compañía que se puede desmarcar de toda la problemática que estamos viviendo en el mercado español”.

Acciona y Ferrovial subieron más del 20% en el año. José Luis Cava asegura que Ferrovial está a punto de superar la resistencia que tiene en 9.5 euros “lo que le llevaría a cotizar cerca de los 11 euros”. De los grandes, Repsol es la única compañía que consigue cerrar el año en positivo. En concreto, su cotización ha incrementado en un 13.07% su precio. Una revalorización para la que los expertos dan poco recorrido “porque está cerca de sus resistencias, en torno a 24 euros, y es poco margen de beneficio para arriesgarse” reconoce Moro. Sin embargo, “el hecho de que se haya lanzado a comprar una compañía rusa y adquiera parte de la participación de Sacyr le ha servido para sanearse y será uno de los valores a tener en cuenta para 2012”, admite Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4.