La marca automovilística Chevrolet, propiedad del consorcio General Motors, tiene el objetivo de cerrar el presente año con un volumen de ventas en España de 18.000 unidades, lo que supondrá mantener las cifras del ejercicio precedente y servirá para aumentar su penetración en el mercado hasta un 1,8%. Así lo indicó en declaraciones a Europa Press el presidente de Chevrolet España, Juan Manuel Lumbreras, durante la presentación internacional del nuevo modelo Cruze, al tiempo que destacó que el objetivo de la compañía es aumentar su participación en el mercado español, ya que la situación económica "no acompaña". "A pesar de que esperamos mantener el volumen de ventas en 2009 en comparación con el año anterior pensamos incrementar nuestra cuota de mercado en España", añadió el máximo responsable de la marca en el mercado español. Lumbreras explicó que una de las herramientas que permitirá a Chevrolet aumentar cuota en España será la llegada del nuevo Cruze, que iniciará su comercialización en el territorio nacional a partir del próximo mes de abril, y del que la compañía espera entregar alrededor de 2.000 unidades al cierre del presente año.