El Banco Popular de China ha anunciado hoy una subida de medio punto del coeficiente de caja (porcentaje de depósitos que debe ser retenido por las entidades financieras) hasta alcanzar la cifra récord del 16%, una medida que busca frenar la creciente inflación nacional. La decisión, de la que informó la agencia estatal de noticias Xinhua, se hizo pública horas después de que el Buró Nacional de Estadísticas anunciase que la inflación trimestral había alcanzado el 8%, manteniéndose en los mayores niveles en más de 11 años.