Ahora que China da indicios de que va a apagar sus motores económicos, aumentan las posibilidades de un rebote del dólar. La importancia de un eventual cambio de política económica por parte de China quedó ilustrada la semana pasada cuando los simples rumores en el mercado sobre el temor a una burbuja de activos hicieron huir a los inversores internacionales hacia los refugios.