China ha señalado que planea hacer una inversión de 3.000 millones de dólares en el fondo Blackstone Group, una de las mayores firmas privadas de inversión del mundo que tiene su base en Estados Unidos. La participación del gigante asiático en este fondo no tendrá derecho a voto.
China, en una declaración conjunta con Blackstone, ha señalado que la compañía de inversiones en moneda extranjera del Estado, que pronto será creada, realizará la inversión en la forma de unidades comunes sin derecho a voto de Blackstone. China asegura que tendrá menos de un 10 por ciento de participación y que pretende mantener su inversión por al menos cuatro años.