Las ventas de automóviles en China superaron las registradas en Estados Unidos durante marzo pasado, por tercer mes consecutivo, con lo que el país asiático se convierte en el primer mercado mundial para la industria de automoción. Según los datos difundidos hoy por la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, encargada de diseñar la política macroeconómica del país, los catorce primeros fabricantes vendieron 1,026 millones de automóviles en China en marzo, lo que equivale al 90% de las entregas totales, que se situarían en 1,059 millones de unidades. Mientras, las matriculaciones de vehículos en Estados Unidos, sumaron 2,2 millones de unidades en el primer trimestre del año, de las que 857.735 unidades corresponden al mes de marzo, lo que representa una caída interanual del 37%.