Los abogados de la petrolera estadounidense Chevron Texaco han solicitado al juez encargado del juicio ambiental que se sigue en su contra en una Corte de Ecuador que elimine un informe pericial que les obliga a pagar 27.000 millones de dólares. Según un comunicado remitido hoy por Chevrón, las supuestas pruebas del daño ambiental provocado por la petrolera en la Amazonía ecuatoriana presentadas por el perito Richard Cabrera "carecen de validez porque fueron tomadas en secreto, fuera de tiempo, en lugares desconocidos y por individuos ligados a los demandantes". Los abogados de Chevron, Adolfo Callejas y Alberto Racines, hicieron su petición tras varias inspecciones realizadas en campos petrolíferos que operó Texaco en Ecuador entre 1972 y 1992. La petrolera ha sido demandada por colonos e indígenas ecuatorianos por haber contaminado extensas zonas de la Amazonía y dañado el ambiente y salud de miles de pobladores.