La Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) expresó hoy su apoyo a las gestiones que está realizando la Asociación Española de Concesionarios Opel (Ancopel) para salvar la firma y lo que esta empresa representa para España. Opel emplea en España a cerca de 20.000 personas, entre las fábricas, la red comercial y la red secundaria. Además, las ventas derivadas de Opel permiten recaudar a las Administraciones 320 millones de euros en impuestos, según los datos de Ancopel. En este sentido, Cepyme apoya y refuerza las iniciativas que esta asociación está llevando a cabo para salvar la empresa y garantizar el futuro de Opel en nuestro país, en el marco del plan propuesto por la asociación europea de concesionarios de la marca.